Archivo de la etiqueta: eduación en línea

Educación en línea para las empresas. Ventajas y desventajas.

La educación en línea para empresas ¿es rentable o no? ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas? Acompáñanos a descifrarlo a continuación.

Somos la generación del internet, y en ese sentido, la velocidad de trabajo, crecimiento y la competitividad laboral se mide en bits. Por eso, la formación profesional e interdisciplinaria ha dejado de ser importante para convertirse en elemental para las empresas.

Tener una licencia para ejercer una profesión no es suficiente, el mundo laboral nos exige Programas Especiales, Master, Certificaciones y más. En ese contexto, este tipo de estudios abundan en el universo de internet más que en las academias convencionales, entonces la pregunta es ¿realmente son probatorios y efectivos estos estudios? Tal vez podamos responder dándole un vistazo a las ventajas y desventajas.

blur breakfast business cafe
Photo by Pixabay on Pexels.com

Grandes ventajas de la educación en línea para empresas

  • Cuando las empresas incluyen mecanismos de capacitación online para sus empleados, los resultados son enriquecedores no solo a nivel de profesional sino también a nivel de relaciones. El reto al aprendizaje une a los empleados y crea un mejor ambiente laboral.
  • Los estudios en línea permiten que la vida laboral y estudiantil vayan de la mano, por la flexibilidad de horarios. Los estudios en línea no dependen de horarios ni espacios, así que la actividad empresarial permanece intacta. A ese fenómeno se le conoce como asincronía, y permite que los ritmos vitales y profesionales sigan en curso mientras se desarrollan los estudios.
  • Se puede acceder a todo tipo de conocimientos desde cualquier lugar en cualquier momento de las 24 horas al día, los 7 días de la semana. Así que no importan los horarios que las personas manejen ni dónde vivan, siempre podrán acceder al conocimiento.
  • Los conocimientos que se aprenden se pueden aplicar de inmediato a las actividades empresariales. En ese orden, se crea una dinámica inmediata de interacción entre estudios y trabajo.
  • La educación en línea para empresas puede ser mucho más económica que la educación tradicional, sobre todo si la carrera, curso o especialización se dicta en un centro en una localidad diferente a la residencia.
  • Los docentes online tienen la tarea de realizar trabajos muy específicos, significa que tienen tiempo para detectar las necesidades particulares del alumno. El grado de participación es evaluado, así como la efectividad de las clases. Es así como se crea una triangulación de aprendizaje: docente, contenido, alumno.
  • Contrario a lo que podría pensarse, para estudiar online es necesario tener disciplina y muy buena organización. Esas dos virtudes son muy valoradas en el mundo empresarial.
  • Muchas plataformas de estudios online cuentan con profesores altamente calificados, a los que difícilmente podríamos acceder en un aula física.
  • Muchas plataformas exigen participación e interacción a través foros, chats y otras herramientas. La interacción y el pensamiento crítico es elemental dentro de la vida laboral en las empresas.
  • Algunas plataformas son famosas por los materiales didácticos que ofrecen, que ilustran mejor los contenidos y permiten la absorción de temas muy especializados. La web 2.0 hace que los contenidos más difíciles sean más prácticos y asequibles.
  • Existen evaluaciones convencionales como los exámenes finales que dan prueba del conocimiento adquirido por las empresas o estudiantes para la certificación. Pero, al mismo tiempo, existen otras alternativas que comprueban el aprendizaje. Por ejemplo, las evaluaciones continuas además de reforzar el conocimiento, dan crédito a cada habilidad adquirida.
  • La empresa tiene un papel activo en el proceso formativo. En lugar de solo escuchar y recibir enseñanzas, el proceso de estudios virtuales es interaccional, significa que los conocimientos se pueden comprobar de inmediato, cuestionar, modelar, adaptar, etc. Recordemos que la educación online puede ir a la par con el trabajo empresarial.

Desventajas de la educación en línea para empresas

  • man with hand on temple looking at laptop
    Photo by bruce mars on Pexels.com

    Muchas personas que intentan prepararse profesionalmente a través de internet, encuentran negativo el hecho de no cohabitar un espacio físico con el profesor. Sienten, de alguna manera, que la distancia y la falta de interacción personal, afecta su aprendizaje.

  • Muchas empresas pueden cometer el error de considerar este mecanismo como un “medio fácil” para obtener certificaciones. Esto les lleva a tener un rol pasivo, poco participativo y por consiguiente completamente inefectivo.
  • Las empresas deben entender que estudiar online es un esfuerzo de autodisciplina, si los implicados no tienen esa gran virtud, las cosas pueden volverse cuesta arriba.
  • Para empresas que no tienen un mínimo de conocimientos tecnológicos, la educación en línea prácticamente queda descartada.
  • La educación en línea para empresas exige dedicación regular a los estudios, en cierto modo puede ser mucho más demandante que las academias tradicionales.
  • Existen demasiadas academias en internet y encontrar la adecuada no es tarea fácil. No todas cuentan con las herramientas tecnológicas necesarias para impartir conocimientos efectivos y prácticos.
  • Siempre se debe corroborar que la certificación que ofrecen los sitios online sean válidos en el país donde se labora. Por ejemplo, existen Master (o Maestrías) que solo son válidos dentro de territorio español. De manera que si la empresa se especializa en un área determinada y obtiene su certificación, de nada vale sino puede ejercerla con libertad en su región.
  • Muchas plataformas no tienen estructura pedagógica abalada en información y multimedia. Más bien intentan experimentar la eficacia de nuevos métodos de enseñanza.
  • Las clases pueden verse afectadas por problemas técnicos. Es decir, si falla el internet, colapsa el ordenador o existe alguna falla eléctrica, es evidente que la clase se suspende. El ordenador junto con el internet, son las herramientas fundamentales para el aprendizaje, si uno de ellos falla, las evaluaciones o clases que se tienen programadas pueden perderse.

Las estadísticas revelan que 51% de las personas que cursan estudios profesionales en México, lo hacen a través de internet. En España, por otro lado, el Ministerio de Educación ha dado a conocer que el año pasado se otorgaron 2.429 títulos de máster oficial y que actualmente 100.900 alumnos están cursando estudios.

Y a nivel Hispano, una encuesta desarrollada por Universia y Trabajando.com, reveló que el 59% de los alumnos universitarios cursan estudios por internet o planean hacerlo. Los principales países implicados en estas cifras son Colombia, Paraguay, Venezuela, México, Perú, Argentina y España.

Esto nos deja claro, que la educación en línea para empresas no es un agregado sino una mecánica muy rentable y efectiva para el crecimiento institucional. Esto, pese a las desventajas.