Archivo de la etiqueta: algoritmo de aprendizaje

Machine learning y la revolución digital

La ciencia de la computación engloba muchos campos y posee diversas ramas que hacen de su estudio un mundo sumamente interesante y, a su vez, complejo. Las máquinas han estado en constante evolución hasta el punto de ser capaces de realizar tareas sumamente difíciles o peligrosas que un ser humano no podría realizar. Pero las máquinas no son autónomas, o al menos no lo eran. En este mundo de la computación existe lo que se conoce como Inteligencia artificial y el aprendizaje automático o machine learning tiene mucho con ver con ella.

¿Qué es la inteligencia artificial?

Hemos oído de este término a través del mundo del cine, la televisión y los libros de ciencia ficción, y ha sido fácil engancharnos con él. Imaginamos un mundo futurista en donde las máquinas nos han dominado por completo, pero ciertamente no todo es tan fantástico aunque no por eso deja de ser excepcional.

Los mejores cerebros del mundo están trabajando arduamente en hacer realidad la inteligencia artificial y en cierta medida lo han conseguido. Por años se ha estado estudiando la manera en crear máquinas capaces razonar como el ser humano.

Y es que el término “inteligencia artificial” trata de eso. Consiste en un programa computacional creado para realizar diversas actividades o tareas propias del ser humano, y entre ellas se destaca la capacidad de razonar o aprender por sí mismas.

Es en este contexto en el que nace lo que ahora conocemos como aprendizaje automático o machine learning (en lengua inglesa), crear una máquina capaz de aprender por sí misma es la tarea que esta sobre la mesa y todo comienza por un código.

Aprendizaje automático o machine learning

Esto del aprendizaje automático es en definitiva un subcampo de la computación que tiene como meta principal desarrollar mecanismos que les permitan a las máquinas aprender por sí mismas sin la manipulación humana. Para lograr esto se crean programas muy avanzados los cuales deben generar comportamientos a raíz de cualquier tipo de información que se le suministre al sistema. Lo que se busca con tales programas es inducir a la máquina a que aprenda por sí misma.

La estadística computacional está muy interrelacionada con todo esto, pero no es lo único en lo que se basa el programa. Para que una máquina aprenda, también se centra en la complejidad computacional de todos los problemas y en cómo actuar para resolver por sí misma cada uno de ellos.

Entonces, cuando hablamos de aprendizaje automático o machine learning no estamos refiriendo entonces la capacidad de una máquina para saber identificar un patrón complejo entre millones de ellos. Sin embargo, aquí la única máquina que aprende es el mismo algoritmo.

Algoritmo inteligente

Un algoritmo es un conjunto de operaciones, instrucciones o reglas que obedecen un orden sistematizado y que permite realizar cualquier clase de cálculo que permita la resolución de un problema en específico. Por lo general los algoritmos pueden ser supervisados o no supervisados, siendo este último capaz de predecir o reconocer basándose en diferentes ejemplos, cuál será la próxima entrada.

Como ejemplo, podemos colocar a una empresa de televisión satelital, que cuenta con una gran cantidad de suscriptores. Como sabemos la compañía guarda de cada uno su información personal, los paquetes a los que está suscrito así como dirección, teléfono entre otras cosas. Claro, no pueden faltar los datos económicos del cliente, como número de tarjeta de crédito, además de los pagos o retrasos que pudiera haber tenido en algún momento.

El cliente no lo sabe pero existe un monitoreo constante de su cuenta. Toda esa información existe por una razón importante que solo conoce el proveedor del servicio. Sin embargo, con el aprendizaje automático o machine learning se puede hacer mucho más pues este algoritmo inteligente pudiera ser capaz de analizar entre diversos ejemplos cuál será el siguiente movimiento de sus clientes siendo capaz de predecir si alguno está a punto de darse de baja del servicio o si incurrirá en algún retraso en su facturación.

Con un algoritmo inteligente que vaya un paso delante de nuestras acciones, podría la empresa satelital, o cualquier otra, generar alternativas que le permitan actuar antes que el cliente, controlando así cualquier desagradable situación.

¿En qué otras cosas puede beneficiar el aprendizaje automático o machine learning?

Aunque no lo parezca, son muchas las empresas, negocios e industrias que están usando el aprendizaje automático o machine learning. Como por ejemplo las tiendas online o ¿Cómo crees que la tienda virtual de pronto te genera una lista de artículos en los cuales tú podrías estar interesado? Este algoritmo puede guiarse por los productos que seleccionas ver y por los que en el pasado hayas comprado y te muestras artículos relacionados que podrían ser de tu agrado.

Apostar por esta herramienta no es para nada una mala idea, puede aplicarse para cosas como:

  • La detección de fraudes en diversas transacciones bancarias.
  • Puede predecir cualquier clase de fallo en los equipos de tecnología.
  • Predecir que empleados serán más eficientes y cuales no
  • Determinar qué clientes son más propensos a comprar y cuáles no
  • Predecir cómo será el tráfico.
  • Tener un pre diagnostico médico basado en los síntomas de un paciente.

Como vemos las aplicaciones podrían ser infinitas, se trata de una inteligencia artificial real que pueda razonar, predecir y hasta evitar cualquier clase de acción o mal comportamiento de un ser humano o cualquier clase de tragedia o accidente.

Facebook y la xenofobia

La xenofobia es el odio o rechazo a las personas extranjeras, un rechazo que también puede tener relación con su cultura, religión o color de piel. Es un nivel mucho más alto de racismo y en las redes sociales existe mucho contenido de este tipo. Esto puede herir mucho la susceptibilidad de las personas y debemos ponerle un fin.

Por tal razón, Facebook ha mejorado su algoritmo de aprendizaje automático con el objetivo de detener todo esto, por lo menos en su red social.

Este algoritmo genera pautas de acciones que evitan que los mensajes de odio entre usuarios ocurran. Asimismo, evalúa qué publicaciones pueden contener algún tipo de mensaje xenófobo, evitando que pueda publicarse y quien intenta publicar o compartir algo con esta clase de insultos se arriesga a que Facebook elimine su cuenta permanentemente.