Archivo de la categoría: Tecnología

Incluimos temas de interés sobre las nuevas tecnologías y los avances alrededor del mundo que impacta nuestra vida y el modo de hacer negocios.

Disrupción digital, un cambio en la sociedad

En el pasado, a una empresa le tomaba aproximadamente 5 a 10 años llegar a ser un líder en su región. Y para posicionarse en el mercado mundial, tal vez unos 20 a 25 años. Las empresas tenían una tasa de crecimiento sostenido y bastante estable, y las estrategias que se utilizaban para atraer la atención de las personas estaban en sintonía con la época…. eran lentas.

Pero ese panorama ha cambiado por completo. Ahora, una empresa puede posicionarse a nivel mundial en menos de cinco años.

Un claro ejemplo de eso es Facebook. Fue lanzada en 2004, y para 2008 estaba disponible en Latinoamérica en español. En la actualidad es una de las empresas más importantes del mundo. Otros ejemplos son WathsApp e Instagram, valoradas en miles de millones de dólares, así como muchas otras empresas de este tipo.

Cambios en la sociedad

Pero ¿Por qué ha cambiado el panorama? ¿por qué los negocios tienen una perspectiva de crecimiento tan acelerado? La respuesta toma forma en el concepto de disrupción tecnológica o disrupción digital.

Pero ¿qué es la disrupción tecnológica o disrupción digital?, el término se refiere a la serie de cambios que se producen en todos los aspectos de la sociedad humana, como consecuencia de los avances tecnológicos digitales.

Lo importante del tema, es que este es un cambio sustancial. Es decir, que se modificó para siempre la forma de pensar y de sentir de las personas, así como su forma de vivir. Por ejemplo, el smartphone se ha convertido en un “apéndice” de las personas, sin el cual no pueden vivir. Prácticamente todas sus operaciones cotidianas hacen uso de él y la “vida” de las personas está almacenada en su teléfono.

La tecnología ha traspasado las barreras de la distancia y el idioma de forma categórica, para dejar al mundo al alcance de un clic… o de un toque en la pantalla del smartphone. Tanto así, que un pequeño de 12 años puede acceder a información que hubiera sido imposible hace 15 años.

Disrupción digital en las empresas

¿Cuáles son algunos de los cambios que deben afrontar las empresas? Internet, redes sociales, smartphones, realidad virtual, inteligencia artificial… los avances se producen con tanta rapidez, que las empresas formadas en esta nueva era de la disrupción tecnológica también tienen problemas para seguir el paso.

La disrupción digital en las empresas, ha ocasionado que deban invertir una cantidad considerable de recursos y esfuerzos para mantener el ritmo de los avances digitales. Porque se producen de forma tan acelerada, que al menor descuido pueden atrasarse varios años en su meta.

Presencia web

Hace algunos años, se consideraba un buen negocio la fabricación de guías telefónicas. Esas guías contenían un compendio de números telefónicos y direcciones, donde las personas buscaban los servicios que requerían.

Pero ahora, lo primero que hace una persona es introducir una búsqueda en el buscador de su preferencia. Ya nadie hace guías telefónicas, sencillamente porque nadie las usa.

Y es igual de cierto que, las empresas que no están en la “guía” digital, sencillamente “no existen”. Así que las empresas, grandes y pequeñas, hacen un esfuerzo por tener presencia en la web, para ofrecer sus productos o servicios, y poder ser “encontrados” por los clientes.

Softwares con miras a la inteligencia artificial

Esta situación disruptiva afecta también a la sociedad en materia laboral. Es notorio que algunas fuentes de empleo dejarán de existir en pocos años, al ser reemplazados por softwares. La automatización robótica de procesos dentro de las empresas hace que un sector de la fuerza laboral sea reemplazado por otra fuerza laboral digital.

Muchos de los procesos de oficina son realizados por softwares, que cada vez avanzan hacia la meta de una inteligencia artificial capaz de tomar decisiones basadas en datos, de forma similar a como lo haría una persona.

La disrupción digital en la educación

Para poder satisfacer la demanda creciente de fuerza laboral especializada, la educación también se ha volcado hacia la era digital.

En internet se pueden encontrar infinidad de cursos, masters, carreras universitarias, que se dictan online, y no requieren la presencia física del estudiante. Eso hace posible que una persona pueda acceder a educación, en lugares que antes no era posible.

Pero eso no es todo. También se ha incrementado la cantidad de carreras que se pueden estudiar. Desarrollo web, desarrollo de apps, marketing digital, desarrollo de softwares, sistemas, etc. Son conceptos que no existían hace algunos años.

En fin, la disrupción digital ha modificado la manera de pensar, sentir y vivir de la sociedad. Y también ha modificado la forma en la que se satisfacen sus necesidades crecientes.

Machine learning y la revolución digital

La ciencia de la computación engloba muchos campos y posee diversas ramas que hacen de su estudio un mundo sumamente interesante y, a su vez, complejo. Las máquinas han estado en constante evolución hasta el punto de ser capaces de realizar tareas sumamente difíciles o peligrosas que un ser humano no podría realizar. Pero las máquinas no son autónomas, o al menos no lo eran. En este mundo de la computación existe lo que se conoce como Inteligencia artificial y el aprendizaje automático o machine learning tiene mucho con ver con ella.

¿Qué es la inteligencia artificial?

Hemos oído de este término a través del mundo del cine, la televisión y los libros de ciencia ficción, y ha sido fácil engancharnos con él. Imaginamos un mundo futurista en donde las máquinas nos han dominado por completo, pero ciertamente no todo es tan fantástico aunque no por eso deja de ser excepcional.

Los mejores cerebros del mundo están trabajando arduamente en hacer realidad la inteligencia artificial y en cierta medida lo han conseguido. Por años se ha estado estudiando la manera en crear máquinas capaces razonar como el ser humano.

Y es que el término “inteligencia artificial” trata de eso. Consiste en un programa computacional creado para realizar diversas actividades o tareas propias del ser humano, y entre ellas se destaca la capacidad de razonar o aprender por sí mismas.

Es en este contexto en el que nace lo que ahora conocemos como aprendizaje automático o machine learning (en lengua inglesa), crear una máquina capaz de aprender por sí misma es la tarea que esta sobre la mesa y todo comienza por un código.

Aprendizaje automático o machine learning

Esto del aprendizaje automático es en definitiva un subcampo de la computación que tiene como meta principal desarrollar mecanismos que les permitan a las máquinas aprender por sí mismas sin la manipulación humana. Para lograr esto se crean programas muy avanzados los cuales deben generar comportamientos a raíz de cualquier tipo de información que se le suministre al sistema. Lo que se busca con tales programas es inducir a la máquina a que aprenda por sí misma.

La estadística computacional está muy interrelacionada con todo esto, pero no es lo único en lo que se basa el programa. Para que una máquina aprenda, también se centra en la complejidad computacional de todos los problemas y en cómo actuar para resolver por sí misma cada uno de ellos.

Entonces, cuando hablamos de aprendizaje automático o machine learning no estamos refiriendo entonces la capacidad de una máquina para saber identificar un patrón complejo entre millones de ellos. Sin embargo, aquí la única máquina que aprende es el mismo algoritmo.

Algoritmo inteligente

Un algoritmo es un conjunto de operaciones, instrucciones o reglas que obedecen un orden sistematizado y que permite realizar cualquier clase de cálculo que permita la resolución de un problema en específico. Por lo general los algoritmos pueden ser supervisados o no supervisados, siendo este último capaz de predecir o reconocer basándose en diferentes ejemplos, cuál será la próxima entrada.

Como ejemplo, podemos colocar a una empresa de televisión satelital, que cuenta con una gran cantidad de suscriptores. Como sabemos la compañía guarda de cada uno su información personal, los paquetes a los que está suscrito así como dirección, teléfono entre otras cosas. Claro, no pueden faltar los datos económicos del cliente, como número de tarjeta de crédito, además de los pagos o retrasos que pudiera haber tenido en algún momento.

El cliente no lo sabe pero existe un monitoreo constante de su cuenta. Toda esa información existe por una razón importante que solo conoce el proveedor del servicio. Sin embargo, con el aprendizaje automático o machine learning se puede hacer mucho más pues este algoritmo inteligente pudiera ser capaz de analizar entre diversos ejemplos cuál será el siguiente movimiento de sus clientes siendo capaz de predecir si alguno está a punto de darse de baja del servicio o si incurrirá en algún retraso en su facturación.

Con un algoritmo inteligente que vaya un paso delante de nuestras acciones, podría la empresa satelital, o cualquier otra, generar alternativas que le permitan actuar antes que el cliente, controlando así cualquier desagradable situación.

¿En qué otras cosas puede beneficiar el aprendizaje automático o machine learning?

Aunque no lo parezca, son muchas las empresas, negocios e industrias que están usando el aprendizaje automático o machine learning. Como por ejemplo las tiendas online o ¿Cómo crees que la tienda virtual de pronto te genera una lista de artículos en los cuales tú podrías estar interesado? Este algoritmo puede guiarse por los productos que seleccionas ver y por los que en el pasado hayas comprado y te muestras artículos relacionados que podrían ser de tu agrado.

Apostar por esta herramienta no es para nada una mala idea, puede aplicarse para cosas como:

  • La detección de fraudes en diversas transacciones bancarias.
  • Puede predecir cualquier clase de fallo en los equipos de tecnología.
  • Predecir que empleados serán más eficientes y cuales no
  • Determinar qué clientes son más propensos a comprar y cuáles no
  • Predecir cómo será el tráfico.
  • Tener un pre diagnostico médico basado en los síntomas de un paciente.

Como vemos las aplicaciones podrían ser infinitas, se trata de una inteligencia artificial real que pueda razonar, predecir y hasta evitar cualquier clase de acción o mal comportamiento de un ser humano o cualquier clase de tragedia o accidente.

Facebook y la xenofobia

La xenofobia es el odio o rechazo a las personas extranjeras, un rechazo que también puede tener relación con su cultura, religión o color de piel. Es un nivel mucho más alto de racismo y en las redes sociales existe mucho contenido de este tipo. Esto puede herir mucho la susceptibilidad de las personas y debemos ponerle un fin.

Por tal razón, Facebook ha mejorado su algoritmo de aprendizaje automático con el objetivo de detener todo esto, por lo menos en su red social.

Este algoritmo genera pautas de acciones que evitan que los mensajes de odio entre usuarios ocurran. Asimismo, evalúa qué publicaciones pueden contener algún tipo de mensaje xenófobo, evitando que pueda publicarse y quien intenta publicar o compartir algo con esta clase de insultos se arriesga a que Facebook elimine su cuenta permanentemente.

Educación en línea para las empresas. Ventajas y desventajas.

La educación en línea para empresas ¿es rentable o no? ¿Cuáles son las principales ventajas y desventajas? Acompáñanos a descifrarlo a continuación.

Somos la generación del internet, y en ese sentido, la velocidad de trabajo, crecimiento y la competitividad laboral se mide en bits. Por eso, la formación profesional e interdisciplinaria ha dejado de ser importante para convertirse en elemental para las empresas.

Tener una licencia para ejercer una profesión no es suficiente, el mundo laboral nos exige Programas Especiales, Master, Certificaciones y más. En ese contexto, este tipo de estudios abundan en el universo de internet más que en las academias convencionales, entonces la pregunta es ¿realmente son probatorios y efectivos estos estudios? Tal vez podamos responder dándole un vistazo a las ventajas y desventajas.

blur breakfast business cafe
Photo by Pixabay on Pexels.com

Grandes ventajas de la educación en línea para empresas

  • Cuando las empresas incluyen mecanismos de capacitación online para sus empleados, los resultados son enriquecedores no solo a nivel de profesional sino también a nivel de relaciones. El reto al aprendizaje une a los empleados y crea un mejor ambiente laboral.
  • Los estudios en línea permiten que la vida laboral y estudiantil vayan de la mano, por la flexibilidad de horarios. Los estudios en línea no dependen de horarios ni espacios, así que la actividad empresarial permanece intacta. A ese fenómeno se le conoce como asincronía, y permite que los ritmos vitales y profesionales sigan en curso mientras se desarrollan los estudios.
  • Se puede acceder a todo tipo de conocimientos desde cualquier lugar en cualquier momento de las 24 horas al día, los 7 días de la semana. Así que no importan los horarios que las personas manejen ni dónde vivan, siempre podrán acceder al conocimiento.
  • Los conocimientos que se aprenden se pueden aplicar de inmediato a las actividades empresariales. En ese orden, se crea una dinámica inmediata de interacción entre estudios y trabajo.
  • La educación en línea para empresas puede ser mucho más económica que la educación tradicional, sobre todo si la carrera, curso o especialización se dicta en un centro en una localidad diferente a la residencia.
  • Los docentes online tienen la tarea de realizar trabajos muy específicos, significa que tienen tiempo para detectar las necesidades particulares del alumno. El grado de participación es evaluado, así como la efectividad de las clases. Es así como se crea una triangulación de aprendizaje: docente, contenido, alumno.
  • Contrario a lo que podría pensarse, para estudiar online es necesario tener disciplina y muy buena organización. Esas dos virtudes son muy valoradas en el mundo empresarial.
  • Muchas plataformas de estudios online cuentan con profesores altamente calificados, a los que difícilmente podríamos acceder en un aula física.
  • Muchas plataformas exigen participación e interacción a través foros, chats y otras herramientas. La interacción y el pensamiento crítico es elemental dentro de la vida laboral en las empresas.
  • Algunas plataformas son famosas por los materiales didácticos que ofrecen, que ilustran mejor los contenidos y permiten la absorción de temas muy especializados. La web 2.0 hace que los contenidos más difíciles sean más prácticos y asequibles.
  • Existen evaluaciones convencionales como los exámenes finales que dan prueba del conocimiento adquirido por las empresas o estudiantes para la certificación. Pero, al mismo tiempo, existen otras alternativas que comprueban el aprendizaje. Por ejemplo, las evaluaciones continuas además de reforzar el conocimiento, dan crédito a cada habilidad adquirida.
  • La empresa tiene un papel activo en el proceso formativo. En lugar de solo escuchar y recibir enseñanzas, el proceso de estudios virtuales es interaccional, significa que los conocimientos se pueden comprobar de inmediato, cuestionar, modelar, adaptar, etc. Recordemos que la educación online puede ir a la par con el trabajo empresarial.

Desventajas de la educación en línea para empresas

  • man with hand on temple looking at laptop
    Photo by bruce mars on Pexels.com

    Muchas personas que intentan prepararse profesionalmente a través de internet, encuentran negativo el hecho de no cohabitar un espacio físico con el profesor. Sienten, de alguna manera, que la distancia y la falta de interacción personal, afecta su aprendizaje.

  • Muchas empresas pueden cometer el error de considerar este mecanismo como un “medio fácil” para obtener certificaciones. Esto les lleva a tener un rol pasivo, poco participativo y por consiguiente completamente inefectivo.
  • Las empresas deben entender que estudiar online es un esfuerzo de autodisciplina, si los implicados no tienen esa gran virtud, las cosas pueden volverse cuesta arriba.
  • Para empresas que no tienen un mínimo de conocimientos tecnológicos, la educación en línea prácticamente queda descartada.
  • La educación en línea para empresas exige dedicación regular a los estudios, en cierto modo puede ser mucho más demandante que las academias tradicionales.
  • Existen demasiadas academias en internet y encontrar la adecuada no es tarea fácil. No todas cuentan con las herramientas tecnológicas necesarias para impartir conocimientos efectivos y prácticos.
  • Siempre se debe corroborar que la certificación que ofrecen los sitios online sean válidos en el país donde se labora. Por ejemplo, existen Master (o Maestrías) que solo son válidos dentro de territorio español. De manera que si la empresa se especializa en un área determinada y obtiene su certificación, de nada vale sino puede ejercerla con libertad en su región.
  • Muchas plataformas no tienen estructura pedagógica abalada en información y multimedia. Más bien intentan experimentar la eficacia de nuevos métodos de enseñanza.
  • Las clases pueden verse afectadas por problemas técnicos. Es decir, si falla el internet, colapsa el ordenador o existe alguna falla eléctrica, es evidente que la clase se suspende. El ordenador junto con el internet, son las herramientas fundamentales para el aprendizaje, si uno de ellos falla, las evaluaciones o clases que se tienen programadas pueden perderse.

Las estadísticas revelan que 51% de las personas que cursan estudios profesionales en México, lo hacen a través de internet. En España, por otro lado, el Ministerio de Educación ha dado a conocer que el año pasado se otorgaron 2.429 títulos de máster oficial y que actualmente 100.900 alumnos están cursando estudios.

Y a nivel Hispano, una encuesta desarrollada por Universia y Trabajando.com, reveló que el 59% de los alumnos universitarios cursan estudios por internet o planean hacerlo. Los principales países implicados en estas cifras son Colombia, Paraguay, Venezuela, México, Perú, Argentina y España.

Esto nos deja claro, que la educación en línea para empresas no es un agregado sino una mecánica muy rentable y efectiva para el crecimiento institucional. Esto, pese a las desventajas.